Mi mejor inversión es viajar… ¿Por qué?

Durante los últimos años he invertido la mayor cantidad de mi dinero en viajar, no tengo coche, no uso marcas caras, pero tengo el alma llena de experiencias. ¿Por qué ha sido mi mejor inversión?

Porque el paraíso si existe y me he dedicado a encontrarlo.

Simplemente encontré el paraíso en Isla Mujeres

Simplemente encontré el paraíso en Isla Mujeres

Porque preferí ir al café donde se grabo mi película favorita

Amelie por un día en París

Amelie por un día en París

Porque me he dedicado a buscar los rincones más extraños para llenarme de buena vibra

Saqsaywaman (templo de la luna en Cusco)

Saqsaywaman (templo de la luna en Cusco)

Porque me gusta coleccionar ruinas arqueológicas

Machupichu, Perú

Machupichu, Perú

Palenque, Chiapas

Palenque, Chiapas

Chichenitza

Chichenitza

Stonehenge, Inglaterra

Stonehenge, Inglaterra

Porque me gusta conquistar montañas, aún no llego al Everest pero algún día.

La Bufa, Zacatecas

La Bufa, Zacatecas

Bray, Irlanda

Bray, Irlanda

Huayna Picchu, Perú

Huayna Picchu, Perú

Porque hay personas que me enseñan que vivir sencillo se valora más la vida.

Uros, Perú

Uros, Perú

San Cristobal de las Casas, Chiapas Con amor se trata a la comida

San Cristobal de las Casas, Chiapas
Con amor se trata a la comida

Zinacantan, Chiapas Las mejores quesadillas de mi vida

Zinacantan, Chiapas
Las mejores quesadillas de mi vida

Porque hay más medios de transporte que se pueden utilizar.

Tren de Cusco a Aguascalientes Perú

Tren de Cusco a Aguascalientes Perú

Esperando el metro en Londres

Esperando el metro en Londres

Un mmm no se jaja en Agua Azul, Chiapas

Un mmm no se jaja en Agua Azul, Chiapas

El Cañón del Sumidero, Chiapas

El Cañón del Sumidero, Chiapas

Porque los mariscos no saben igual en todos los lugares, tengo que coleccionar sabores.

Ceviche Peruano

Ceviche Peruano

Molcajete de Mariscos en Playa Paraíso

Molcajete de Mariscos en Playa Paraíso

Porque el amanecer y el atardecer no es igual en todos lados.

Atardecer en Puerto Vallarta

Atardecer en Puerto Vallarta

Amanecer en Cancún

Amanecer en Cancún

Porque mi capacidad de asombro no tiene limites.

Desde lo alto del Cusco

Desde lo alto del Cusco

Para que no me lo cuenten.

Torre Eiffel, París

Torre Eiffel, París

Big Beng, Londres

Big Beng, Londres

Abbey Road, Londres

Abbey Road, Londres

Cambio de guardia, Londres

Cambio de guardia, Londres

Porque quiero conocer todos los colores del océano.

Cancún, México

Cancún, México

Porque me gusta capturar el momento perfecto.

Barcelona, España

Barcelona, España

The Universal Studios, Los Ángeles

The Universal Studios, Los Ángeles

Porque estoy en búsqueda del postre más delicioso.

Postres de revista en París

Postres de revista en París

Porque conocer lugares nuevos hace que me brillen más los ojos, es enamorarme a primera vista.

Impresionado de visitar Uros, Perú

Impresionado de visitar Uros, Perú

Porque me gusta estar sobre las nubes.

Somewhere over the rainbow

Somewhere over the rainbow

Somewhere

Somewhere

Porque puedo recorrer el mundo caminando y cada kilometro recorrido lo he disfrutado. 20-soyunambulante-rotceh-agua azul-chiapas 20-soyunambulante-rotceh-dallas aeropuerto

Anuncios

¿Y si me dedico a la fotografía?

Ayer estaba platicando con unos amigos sobre uno de mis mayores traumas, fue chistosa hasta cierto punto y la quiero compartir.

Uno de mis mayores traumas de niña-adolescente era el no tener una habilidad artística, de verdad quería ser buena haciendo algo, tenia la referencia de mi hermano que es pintor y quería ser como el en algo artístico.

Así que me dedique a buscar esa habilidad, intente e intente…

Intente pintar y dibujar, mi hermano me dio un par de clases, pero, no, no era lo mío.

Una amiga me intento enseñar a tocar el piano, pero, fracase en el intento.

La plastilina, pfff ni se diga! jamás sería capaz de hacer una escultura.

La cantada, mmm descartada!

Incluso fui a clases de bordado, no era mala, pero no me motivaba.

Tuve mis pininos diseñando, me gusta, pero, me desespero muy rápido.

Aborte la misión… hasta que hice uno de mis viajes  y me dedique a tomar fotografías para documentar lo que vivía, sentía, cuando algo me sorprendía, cuando el cielo tenia el color perfecto o cuando mi paisaje era casi irreal.

La verdad es que no me daba cuenta de que mi habilidad era la fotografía, solo lo hacia y si lo disfruto mucho, pero me di cuenta que es lo mío cuando logro capturar momentos perfectos y aunque soy una fotógrafa amateur y mis fotografías no son tomadas con una cámara profesional, sino con mi celular, pues es lo mío!

El 99% de las fotografías que he compartido en mis post son mías y tomadas con mi celular, estoy muy orgullosa de ellas y me gusta aún más cuando me las chulean, incluso cuando dudan de que yo la tome.

Y bueno, descubri esta pasión a través de otra pasión, sin viaje no hay fotos…

Por cierto, olvide mencionar que mi mamá es fotógrafa, debí de comenzar por lo básico 😛

Aquí algunas de mi fotografías favoritas:

Soy Un ambulante_Peru_Rotceh Soy Un ambulante_Cafetacvba_Rotceh Soy Un ambulante_Stongedge_Rotceh Soy Un ambulante_Romaotceh Soy Un ambulante_Barcelona_Rotceh

Viajar con la maleta y el corazón ligero

Se supone que mientras más hagas algo más pronto lo dominas, pero, en mi caso no domino el arte de hacer la maleta, siempre llevo demasiado cosas.

He aprendido que con los viajes cortos de 1 a 2 días vale la pena llevar solo un cambio por día, cuando es ida y vuelta basta con un suéter, pero cuando es más de una semana pierdo totalmente el control, quiero controlar todos los escenarios posibles, pienso “y si hace calor?” “pero que tal si hace frío” “y si esos tenis me calan”… Pienso que lo mismo pasa en mi día a día.

Hablando de esto con una de mis mejores amigas me dijo “Rox lo mejor es llevarse la maleta ligera, uno anda más a gusto, más libre, lo disfruta más… pero también te aconsejo ir con el corazón ligero”.

Es uno de los mejores consejos que me pudo haber dado, vamos quitándole peso al corazón y dejarlo que sea más libre y disfrute cada instante sin pensar en lo que pudo o no haber sido.

Sobre la maleta… me esforcé en que sea ligera 😛

Viajando con el corazón ligero

Viajando con el corazón ligero

Odio las pre vacaciones

La verdad sobre mi vida es que no soy una niña rica y mucho menos puedo viajar siempre que yo quiero, por lo que debo de planear mucho tiempo antes la mayoría de mi viajes y dejar todo listo en el trabajo antes de partir.

La época de pre-vacaciones es lo peor, debo de trabajar horas extras, mucho estrés por dejar todos mis pendientes listos y el cansancio al mil.

Días antes de salir me siento prisionera del trabajo, lo que me motiva es que una vez iniciadas las vacaciones puedo mi celular en modo avión y entonces si adiós pre vacaciones odiosas.

Esta entrada es solo un desahogo de lo que me toca vivir cada que se avecina un viaje, aunque me comienzo a acostumbrar, es difícil lograr el equilibrio cuando uno es workholic y tripholic a la vez 😛

Lo magnífico muy cerca – Barranca de Huentitán

Barranca de Huentitán

Barranca de Huentitán

Tengo que confesar que algo que me encanta cuando viajo es encontrar los puntos más altos de la ciudad para poder admirar todo el panorama, te permite admirar la grandeza de los paisajes y la pequeñez que somos.

Es como una lección de vida, siento que la vida me grita ¡Se humilde!

Después de año y medio de estar en la maestría, decidí recorrer mi centro universitario, si es extraño que tanto tiempo después conozca las instalaciones, pero siempre llegaba corriendo del trabajo a clases o salía muy noche.

El CUAAD, mi centro universitario, se encuentra ubicado en la Barranca de Huentitán, al llegar al ultimo edificio, descubrí que hay un mirador, en el que cada vez que me acercaba me sentía más y más chiquita de observar todo el paisaje.

Fue increíble, delante de mi estaba la barranca con ese imponente verde y vibra reflexiva; detrás de mi todo lo que soy día a día, es decir, la ciudad, la escuela, el trabajo, el tráfico, etc.

Me quede alrededor de 10 minutos solo observando, sin duda, un momento mágico que sin darme cuenta lo tenía muy muy cerca.

Conclusión, basta con tomarse 5 minutos para describir lo maravillo que puedes tener a un lado y no tardar año y medio.

Junto a un lado del CUAAD hay un parque, así que no duden ir, hacer ejercicio y observar el maravillo paisaje 😉

Como llegar? Súper fácil, tomen el Macrobus con dirección a Huentitán, se bajan en la ultima estación y a 2 minutos ya están en el parque.

¡Suerte!

La loca del pantalón en la playa – Puerto Vallarta

Mi ultimo viaje fue de trabajo (como lo han sido todos en este año); fuimos a Puerto Vallarta a presentar un proyecto, si a Puerto Vallarta!

Muchos me dijeron wow! seguro vas a turistear!  pero pocos comprenden lo que implica viajar por trabajo.

Cuando llegue y nos instalamos en las mesas junto a la playa solo pensé “Tan cercas, tan lejos”.

Los que íbamos nos mirábamos y decíamos “Siempre que viajaba de morrito veía a los señores con traje o vestidos muy formales y me preguntaba porque lo hacían  si acaso estaban locos!! están en la playa=traje de baño=alberca”

Y en esta ocasión me toco ser esa persona rara y loca que lo niños volteaban a ver y no comprendían 😦

La verdad es que el viaje a pesar de la presión previa a presentar el proyecto estuvo muy divertido, tuvimos la oportunidad de cenar en un lugar muy lindo donde las mesas estaban sobre la arena, la sensación de los pies sobre la arena es algo indescriptible, en la zona romántica de Puerto Vallarta.

Lo más maravilloso fue el atardecer, fue una mezcla extraña de colores rojizos fusionandose con el azul oscuro de la noche, comparto una fotografía, que cabe mencionar que la cámara no fue capaz de captar la intensidad que se vivía en ese momento (imaginen que hermoso era).

En esta ocasión Puerto Vallarta me transmitió una vibra muy buena, que la próxima vez que regrese como turista lo disfrutaré muchísimo 😀

Atardecer en Puerto Vallarta

Atardecer en Puerto Vallarta

¿Por qué viajar?

A mi me alimenta el alma, me siento libre, soy dueña de mi tiempo, descubro nuevos sabores, me enamoro de todo, sueño despierta, me convierto en una aventurera, soy una conquistadora, me vuelvo más sabia, me reto, no me duele nada, me convierto en relacionista publica y negociante, no importa si estoy despeinada o mal vestida, el cansancio no es una excusa, soy más feliz, cada piedra, camino, árbol, flor o incluso el viento es la excusa perfecta para llenarme de buena energía…

Soyunambulante_RotcehR_Peru_Templo del sol

Cargando energía en el templo de la luna en Cusco, Perú.